El proceso de paz no se para

La Vía Campesina Europa es solidaria con los campesinos colombianos

dscn4455-1

Véronique Léon, campesina europea y antigua secretaria nacional de la Confédération Paysanne, Francia, y Spitou Mendy, jornalero miembro del Sindicato de Obreros del Campo y del Medio Rural de Andalucía (SOC-SAT), participaron en la misión internacional de solidaridad celebrada del 19 al 24 de septiembre en Colombia. El objetivo: apoyar al movimiento campesino en la exigencia del respeto de los acuerdos alcanzados con el Gobierno nacional después de las movilizaciones de estos últimos años. Un objetivo que se podría poner en entredicho con la victoria del no el fin de semana pasado en el referéndum sobre el acuerdo de paz entre las FARC-EP y el Gobierno de Juan Manuel Santos.

La problemática central concierne al derecho a la tierra y al territorio de las campesinas y campesinos del país, abordado desde el primer punto del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP. La misión contempla la intromisión y el impacto de las multinacionales, los procesos de restitución y de enfriamiento.

La misión ha escuchado a las comunidades campesinas y su sufrimiento, debido a la violencia insostenible de la que son todavía víctimas. Se trata de reforzar los lazos de solidaridad internacional con las organizaciones rurales del país en torno a sus reivindicaciones históricas sobre el respeto de los acuerdos firmados con el Gobierno nacional, la búsqueda de la reforma agraria y la puesta en marcha de la soberanía alimentaria.

La misión ha aportado su solidaridad en cuanto a la situación de violación de los derechos humanos y ha acordado una atención especial a la vigilancia de la aplicación de las Directivas voluntarias para un gobierno responsable de los regímenes territoriales aplicables a las tierras, a la pesca y a los bosques, que el Gobierno colombiano se ha comprometido a aplicar.

Los acuerdos de paz fueron ampliamente ratificados el domingo por el pueblo de las zonas rurales y de las montañas, pero los habitantes de las grandes ciudades se abstuvieron o se opusieron en su mayoría (62% de abstención en el escrutinio a nivel nacional). Por lo que el futuro del país se cristaliza en torno a la cuestión agrícola y del derecho de los campesinos.

Las campesinas y campesinos temen por su vida, después de 52 años de guerra de la que son el blanco, ya sea por parte de las multinacionales, del Gobierno o del bando armado. La droga, el aceite de palma, las minas, el petróleo, la agricultura industrial son los férreos enemigos de la agricultura de subsistencia y campesina.

La Unión Europea, la FAO y La Vía Campesina están inscritos como los garantes del acuerdo de paz.

Las campesinas y campesinos de la Coordinadora Europea Via Campesina apoyarán a sus hermanos y hermanas colombianos para una ejecución plena de estos acuerdos.

Contactos:

Véronique Léon +336 22 16 13 99
Geneviève Savigny: +336 25 55 1687 (Comité de Coordinación ECVC)

Sobre webmaster