Las Mujeres del Oriente Colombiano y el Proceso Constituyente, Avanza en la Uribe Meta.

 

la uribe

Secretaria de la Mujer de ACATAM-Uribe – REMA – ACPP

El municipio de Uribe, (Meta) ha sido históricamente un territorio de resistencia a las políticas neoliberales que solo centran su atención en la implementación mercantilista y bélica de nuestro país.

Esta realidad se evidencia en el abandono estatal y la falta de inversión social traducida en la ausencia de salud pública, vivienda digna, agua, luz, carreteras, saneamiento básico, educación de calidad, bibliotecas, atención a la primera infancia y al adulto mayor, oportunidades laborales, soberanía alimentaria y garantías que apoyen la sostenibilidad amigable con el ambiente del sector agropecuario.

La precariedad de las condiciones garantes para una calidad de vida digna, justa y en paz; acarrea múltiples problemáticas económicas, sociales y culturales, que afectan las comunidades indígenas, negras y campesinas presentes en el territorio.

En particular el caso de la mujer del sector rural ejemplifica el trato inhumano e injusto del modelo capitalista, ya que además de la falta de posibilidades que se adolece en el campo, las mujeres son obligadas a entregar a sus hijos al servicio militar sin el derecho de refutar u objetar que estos mecanismos solo atienden a la protección de los megaproyectos de empresas extranjeras o grandes consorcios, que usurpan las posibilidades de subsistencia del campesinado.

Hombres y mujeres de todas las edades, desde los adultos mayores hasta los recién nacidos, son sometidos a un régimen de vigilancia, control y persecución que busca reprimir la participación política de quienes proponen alternativas diferentes a favor de la comunidad; en este panorama la mujer esta relegada, silenciada y totalmente apartada de cualquier escenario de incidencia participativa y decisora de la realidad.

La crisis a la que nos han sometido nos ha convocado a las mujeres de las 38 veredas del municipio de Uribe para encontrarnos, dialogar y construir propuestas más esperanzadoras para nuestra comunidad; sabemos la importancia del cuidado y la organización de la casa, por esa razón defendemos y cuidamos nuestro territorio que es nuestro gran hogar, manifestando un no rotundo a la entrada de trasnacionales como es el caso de la petrolera, ya que conocemos los daños ambientales, de salud, económicos y de descomposición social que trae consigo.

Las mujeres uribenses nos hemos tomado la palabra para construir propuestas alternativas a la realidad ambiciosa y egoísta que nos rodea. Para nosotras es importante que nuestras familias vivan en paz, así que respaldamos y apoyamos los diálogos de la Habana, resaltando que para nosotras la paz no se reduce a acordar una tregua militar. Para nosotras es claro que no hay paz si nuestras familias siguen viviendo en la pobreza, la explotación o el abandono, por eso reconocemos y exigimos la urgencia del reconocimiento de que la paz que necesita nuestro país es la Paz con Justicia Social.

¿Y quién mejor para decidir cómo es esa Paz con Justicia Social que todas y todos nosotros? Por esta razón nosotras nos hemos dado a la tarea no solo de denunciar todas las problemáticas sino además de constituir un espacio participativo y decisorio que nos permita ser voceras de las comunidades de nuestros territorios, a través del ejerció político de la constituyente.

SECRETARIA DE LA MUJER RURAL DE ACATAMU.

MUNICIPIO URIBE, META

Sobre c. comunicaciones