Reporte de la huelga en cárceles

Atención médica y condiciones dignas para la población carcelaria exigen los prisioneros políticos de las FARC-EP, en todo el país. A ellos se sumaron prisioneros políticos de conciencia que incluso llevaron la protesta hasta la huelga de hambre como lo hizo el catedrático Miguel Ángel Beltrán, recluido en la cárcel La Picota.

Protesta-presos-politicos-DDHH

Después de la muerte de Jhon Jairo Moreno Hernández, el pasado 5 de Febrero en el hospital San Jorge de Pereira, después de tres años de padecimientos y desatenciones, la insurgencia de las FARC le recordó al Estado colombiano el deber de protección que tiene sobre las personas privadas de la libertad, en calidad de no combatientes, a la luz de los convenios de Ginebra.

Publicamos algunos de los mensajes que han llegado a VOZ sobre el significativo número de prisioneros políticos que se sumaron a la huelga nacional y esperan soluciones no solo para los casos particulares sino para el universo de la población carcelaria vulnerable.Hace una semana la situación se agravó debido a que los prisioneros políticos reportaron el inicio de una huelga nacional para detener la sistemática agresión en su contra y mejorar las condiciones de salud, fundamentalmente, que reclaman todos los reclusos. Y fue así como se reportaron las adhesiones a la protesta:

Acacías

“Los prisioneros políticos recluidos en los pabellones 3, 5 y 8 de la penitenciaría nacional de Acacías, Meta, iniciamos una desobediencia civil y huelga de hambre desde el pasado 8 de febrero, y a la fecha, llevamos 10 días y no hemos recibido acompañamiento por parte de ningún ente de control como Defensoría del Pueblo y Personería Municipal”. Prisioneros de guerra Acacías.

Boyacá

“Los prisioneros políticos de guerra de las FARC-EP, agrupados dentro del Colectivo Antonio Nariño damos a conocer que dentro de la jornada de desobediencia civil pacífica adelantada por los prisioneros de guerra nuestros y que ya completa ocho días, a partir del día de hoy nos declaramos en huelga de hambre 102 prisioneros políticos de este establecimiento. Huelga que será indefinida hasta tanto se solucionen, nuestras peticiones”.

“Los prisioneros políticos de guerra de las FARC-EP, cautivos en el penal de máxima seguridad de Cómbita, Boyacá, elevamos esta alerta ante la comunidad nacional e internacional, que es culpa del gobierno colombiano al no hacer efectivas las jornadas de salud para prisioneros políticos que se pudren y mueren en cautiverio por desatención médica, y al no concentrarnos a todos los militantes de las FARC-EP en patios especiales, tal como se viene planteando en la mesa de negociación de La Habana”.

“Los prisioneros políticos de guerra de las FARC EP hacemos saber a la opinión pública, a los medios de comunicación y al Gobierno Nacional que desde hace 8 días nos encontramos en cese de actividades, y a partir del 16 de febrero, desde las 6 de la mañana, iniciamos una huelga de hambre y jornada de desobediencia civil de carácter pacífico. Hasta el momento no se ha dado ningun pronunciamiento por parte del Gobierno frente a lo pactado por él en comunicado emitido el 22 de noviembre del año 2015”.

Cúcuta

“Hoy por hoy, no contamos con ningún servicio de salud ni médicos, tampoco enfermeros ni medicinas, porque no hay contratación con ninguna empresa prestadora de salud, en momentos que enfrentamos los peores problemas de salud, por el ataque simultáneo de virus como el dengue, chicunguña y el zika, más la acumulación de otras patologías que tienen a 7 compañeros del M.N.C. en estado terminal, varios de ellos con hasta 5 patologías diferentes, todas dictaminadas por Medicina Legal en este complejo, donde se demuestra que su grave estado de salud e inasistencia, es incompatible con las condiciones de vida en prisión, burlando así, el pronunciamiento de la Corte Constitucional, así como la sentencia T-388 del 2013”. Prisioneros políticos FARC-EP, en Cúcuta.

Bogotá

“Incumplimiento de las brigadas de salud y concentraciones hace que la protesta nacional carcelaria se incremente a miles, en más de 10 cárceles del país. Los prisioneros políticos de guerra de las FARC-EP, recluidos en el establecimiento penitenciario Eron Picota Bogotá informamos a la opinión pública que se completan 8 días de la protesta nacional carcelaria y huelga de hambre en más de 10 cárceles del país”. Comunicación emitida desde La Picota, Bogotá.

Florencia

“La población carcelaria de los patios 3A, 3B, 2A, 2B, 1B y 1A, La Roca y las y los prisioneros políticos y de guerra recluidos en los diferentes patios reunidos en el movimiento Colombia entre rejas, “Mocer”, del establecimiento penitenciario y carcelario de mediana seguridad del Cunduy, de Florencia, Caquetá, le manifestamos a la opinión pública que en consecuencia de la crisis humanitaria y de salud que seguimos padeciendo los internos de la cárcel el Cunduy, y en petición de una solución concreta y de fondo a los 9 puntos de nuestra plataforma de peticiones”, prisioneros de Caquetá.

Dorada

“En comunicación, los prisioneros políticos y de guerra de las FARC-EP, recluidos en el establecimiento penitenciario de alta y mediana seguridad de La Dorada, Caldas, denuncian a la opinión pública nacional e internacional, el incumplimiento por parte del Ministro de Justicia Yezid Reyes y el Inpec de los compromisos adquiridos por el gobierno nacional sobre las brigadas de salud y la reubicación de los prisioneros políticos de guerra de las FARC-EP en patios especiales, igualmente denuncian la demora para el cumplimiento del indulto de 30 prisioneros políticos y de guerra, ya que a la fecha aún no han sido excarcelados en su totalidad.”

Arauca

“Los prisioneros políticos de las FARC-EP recluidos en el Epmsc de Arauca damos a conocer que trascurridos cuatro días de huelga de hambre y desobediencia pacífica, hasta el momento no ha hecho presencia ningún ente del Estado como son: Procuradora, Defensoría, derechos humanos, y la Cruz Roja Internacional. El Gobierno nacional ha hecho caso omiso a lo que se viene presentando en el interior del establecimiento, especialmente en el patio #2, donde ya tenemos compañeros que están presentando síntomas de deshidratación y dolor abdominal”.

Los puntos pactados son los siguientes; reubicación de los prisioneros políticos de guerra de las FARC-EP en pabellones especiales y brigadas de salud para los prisioneros de guerra en más grave estado de salud.

Luego de diez días de protesta apenas el Ministerio del Interior intercambia opiniones con algunos prisioneros de las FARC-EP recluidos en la penitenciaria La Picota y elabora un plan de atención que aún no se ha puesto en marcha.

Semanario Voz

Sobre webmaster